Reseña Histórica

Reseña Histórica


"Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar".  S. Juan 9:4

Inicio de la obra
Con una trayectoria de más 25 años predicando el Evangelio en la República del Perú y Estados Unidos, en el 2006,la misionera cubana Hna. Débora González,  se trasladó a vivir permanentemente en la ciudad de Charlotte, Estado de Carolina del Norte. Por espacio de tres años oró a Dios por un lugar para establecer un templo, pues observaba la gran necesidad espiritual por dondequiera que iba.

Durante este tiempo el fuego de Dios la impulsó a predicar el Evangelio a todo aquel que encontraba en el camino. Fruto de esta labor, el Espíritu Santo comenzó a operar cambios en los corazones de las personas, quienes recibían consuelo y paz a través de la Palabra de Dios.

Debido a este comprometido trabajo evangelístico, en reiteradas oportunidades le preguntaban en qué lugar tenía su iglesia, a lo que con fe y convicción la Hna. Débora respondía: "Pronto se abrirá". 

Nunca faltaron en las manos de la misionera cubana tratados evangelísticos, con su número telefónico, el cual era uno de los principales instrumentos de evangelización que utilizaba y que sirvió para iniciar la asistencia pastoral vía telefónica y las visitas casa por casa. A esta labor se unió la importante colaboración de sus cuatro hijas.

Este hermoso trato del Señor con su vida lo compartió con su amado padre, el Rev. Rodolfo González Cruz, miembro de la Junta Oficial de la obra del Movimiento Misionero Mundial, Inc. y presidente de la obra en Perú, hombre de Dios con una amplia visión evangelística y trayectoria de fidelidad, quien le dijo: “Hija, busca un local, también ora y ayuna para que Dios te muestre el lugar que tiene separado para iniciar la obra".

Dios no tarda en responder

En poco tiempo Dios proveyó un precioso lugar donde se iniciaría una GRAN OBRA. De inmediato se les informó a los Oficiales Internacionales, quienes aprobaron la apertura de la iglesia del Movimiento Misionero Mundial en Charlotte, iniciándose así los trámites correspondientes para el funcionamiento y los arreglos necesarios para el permiso de uso como templo.

 La Hna. Débora González junto a sus cuatro hijas, con el apoyo del Rev. Rodolfo González y su amada esposa la misionera Rita Vázquez de González, y sobre todo con el respaldo del Señor Jesucristo, comenzaron a celebrar los servicios de culto todos los días de martes a domingo sin faltar. Los que pasaban frente al templo se detenían parar escuchar los cánticos que la congregación entonaba con todo el corazón; de esta manera se comenzó a correr la noticia de que en el Independence Shopping Center de la Independence Boulevard se estableció una Iglesia de Santidad.



La Iglesia Cristiana Pentecostés del Movimiento Misionero Mundial, Inc. de Charlotte, NC, por voluntad de Dios, quedó debidamente registrada en el Departamento de Estado de Carolina del Norte, el 9 de marzo del 2009.  Sin embargo, no fue inaugurada hasta el mes de agosto del mismo año. 

Extensión de esta preciosa obra

El Rev. Rodolfo González, sintió en su corazón la necesidad de contratar un espacio de media hora en una emisora de radio, donde se comenzó a transmitir el programa: "La Hora de la Transformación", el cual fue de tanto impacto para los oyentes que decidió contratar otra emisora con un mayor alcance; que no solo llegue a Charlotte, sino a todas las ciudades vecinas del estado de Carolina del Sur.



La visión siguió ampliándose y se comenzó a trasmitir los cultos en vivo desde el templo de Charlotte, a través de Internet (www.mmmcharlotte.org/envivo). La utilización de los medios de comunicación para difundir el Evangelio en la ciudad de Charlotte repercutió de forma poderosa. Las llamadas telefónicas aumentaban junto con las visitas al templo, cada día se recibían noticias de cambio y transformación de vidas, así como testimonios de portentosos milagros. 

Las vidas y familias completas fueron llegando por el mensaje que tanto anhelaban: "La Palabra tal como está escrita". Se inició las lecciones de adoctrinamiento y, exactamente, en el primer año de aniversario celebraron su primer bautismo en agua. ¡Gloria a Dios! 

Una etapa de bendición 

Las almas siguieron llegando como dice la Palabra: "Cada día se añadían a la iglesia los que habían de ser salvos",  y la pregunta de dónde acomodarían a los nuevos asistentes circulaba en las conversaciones, ya que el templo estaba casi lleno.  Era urgente conseguir un lugar más amplio donde ingresen por lo menos 1,000 personas y se pueda hacer principalmente la labor espiritual, pero también la labor social, educativa y cultural.  

La importante encomienda de encontrar un lugar amplio que albergue a toda la congregación, el Señor la puso en el corazón del Rev. Rodolfo González, quien con fe, oración y amor por las almas perdidas, lo llevó adelante.  Al poco tiempo Dios entregó a la iglesia de Charlotte una propiedad que acomoda a más de 1,000 personas y que será útil para realizar grandes actividades espirituales en los Estados Unidos.

En el año 2013, Dios bendijo grandemente la iglesia en Charlotte. Ya son 80 miembros en plena comunión, más de 135 vidas nuevas, sin contar los que no asisten permanentemente; también, se inauguró el primer anexo en la ciudad de Kannapolis, NC, a 45 minutos de Charlotte; y se adquirió el nuevo templo del Movimiento Misionero Mundial, Inc. en 5525 Albemarle Road, Charlotte, NC.

 

PALABRAS DE AGRADECIMIENTO

“Agradezco a los Oficiales Internacionales por su importante apoyo, a la Oficina Internacional del MMM de Puerto Rico por su ayuda con el pago del alquiler del primer templo, al Rev. Rodolfo González por su asistencia espiritual, ejemplo y motivación continúa. A nuestro amado Supervisor, Rev. Carlos Guerra y al Rev. Leonel Velázquez, Presbítero de la Zona 2, quienes siempre han dicho “presente” cuando los hemos requerido.

Por supuesto, no puedo olvidar la gratitud al pueblo peruano, quien a pesar de ser un país con gran necesidad económica nos ha brindado apoyo durante todos estos años; en especial por su preciosa ofrenda para contribuir con la compra del nuevo templo en Charlotte que será para uso exclusivo de la obra del  Movimiento Misionero Mundial, Inc.      
Asimismo, de forma especial, quiero agradecer a la preciosa congregación de Charlotte, que desinteresadamente y con gran entusiasmo han colaborado esforzadamente con la obra; por su sujeción, esfuerzo, amor a Dios.  Este hermoso cimiento nos garantiza un poderoso crecimiento”.

   Hna. Débora González 
 Obrera responsable de la Iglesia del MMM en Charlotte 

UBICA NUESTRO TEMPLO